Saltar al contenido

El próximo Moto G podría ser gama alta

El-proximo-Moto-G-podría-ser-gama-alta

Motorola es un jugador con prestigio en el mundo de la gama media y baja, pues se caracterizaba por ofrecer un sistema operativo Android muy limpio en un móvil de precio accesible. Puede que algunas veces se ralentizara, sí, pero la mayor parte del público de la gama media estuvo satisfecho con este móvil, y lo sigue estando hoy en día, a pesar de que la competencia se ha agudizado. Sin embargo, a pesar de ser quien tiene que defenderse de la nueva competencia, ahora Motorola quiere ser quien ataca, pues el próximo Moto G podría ser gama alta.

Entendiendo las líneas de productos de Motorola

Cabe decir que esta compañía no es tan conocida como Samsung, Apple, OnePlus, etc. ¿Por qué? Pues, la razón es algo complicada y tiene que ver con sus líneas de teléfonos móviles.

Cuando Apple lanza un móvil, por ejemplo, lo hace bajo el nombre de iPhone X, y luego saca derivados como el iPhone Max, etc. Para el consumidor es sencillo entender estos productos, pues su rendimiento es lineal. Entre más arriba esté X producto en la línea de producto, mejor rendimiento tiene. Muchas empresas lanzan líneas de productos en este esquema, pero Motorola no.

En su lugar, Motorola lanza líneas de productos paralelas que causan confusión a la hora de ordenarlas en cuanto a rendimiento. Mientras que está claro que el Galaxy S20 es mejor que el S10, no está tan claro si el Moto G es mejor que el Moto Edge+, dos líneas distintas.

Motorola quiere competir en gama alta con su próximo Moto G

Motorola parece querer unirse a la aguda competencia en la gama alta, y no solo eso, sino que planea revolucionar su clásica línea de productos Moto G, que hasta ahora siempre ha pertenecido a niveles más bajos de precios. ¿Cómo sabemos? Pues, primero debes conocer a los chips procesadores Snapdragon de Qualcomm, que son el procesador más popular para móviles. Pues bien, se anunció este año que el Snapdragon 888 sería lanzado, y eso son grandes noticias, pues se trataría del procesador más poderoso del mundo, irónicamente, en un móvil de modelo tradicionalmente gama media.

Ahora bien, esta es nuestra predicción para lo que será la línea del Moto G el próximo año:

  • Primero, el clásico Moto G que está entre la gama baja y la gama media tiene memorias de 4GB en RAM y 64GB en ROM, mientras que el procesador es el conocido Snapdragon 600.
  • Luego tendríamos el Moto G Power, que es una versión potenciada del anterior, acercándose mucho a la gama alta del mercado pero que apenas cuesta €450.
  • Finalmente, tenemos al Moto G “gama alta”, cuyo título no sabremos cuál podría ser. Este Moto G podría ofrecer 8GB de RAM, 128GB de ROM y el anteriormente mencionado procesador Snapdragon 888. El rendimiento interior no lo es todo, pues adicionalmente contaría con una pantalla OLED para mejores colores y resolución, conectividad 5G y, posiblemente (quizá ya estemos exagerando aquí) un lápiz electrónico. El coste rondaría los €900, según nosotros.

¿Por qué esto último? La explicación la encontramos en un modelo anteriormente lanzado, el Moto G Stylus, el cual no se alejaba del típico Moto G de gama baja-media pero con la inclusión de un lápiz electrónico. Aunque fue una idea que no tomó vuelo, puede que sí lo haga en la gama alta, posiblemente haciéndole competencia al Samsung Galaxy Note.

Razones para pensar que el Moto G será gama alta

Con esto presentado, ¿por qué nos aferramos tanto en que Motorola quiere hacer del Moto G un móvil gama alta? Pues, en la época temprana de Android, Motorola era quizá la marca más popular de móviles del mercado, irónicamente llegando a estar incluso por encima de Samsung.

Sin embargo, necesitamos traer un poco de perspectiva de negocios, y es que Motorola estaba siendo gestionada por Google en ese entonces. ¿Qué paso cuando Google la vendió a la china Lenovo? Quizás no sea coincidencia que Motorola empezó a perder es dominio que ostentaba en el mundo de los smartphones. Otro aspecto relevante aquí es el soporte de software ya que Motorola es terrible en ello, al ofrecer solamente 1 año de soporte de software, mientras que otras compañías ofrecen 3 años, notable diferencia.

A pesar de todo eso, Motorola sigue teniendo un nombre en la gama media, aunque ahora se escuche menos. Un buen pasado en la industria podría ser bueno para que la marca volviese a tener esa reputación boca a boca en la actualidad. Las marcas portadoras, aunque venden móviles Moto G, no son el primer móvil que muestran a sus consumidores.

Un Moto G gama alta ¿por qué no?

Si Motorola pudiese acordar una mayor presencia entre las marcas portadoras, aumentar su soporte de software a 3 años y lanzar un Moto G de gama alta con el procesador más poderoso actualmente, quizá podamos volver a ver los días de gloria de Motorola una vez más, sorprendiéndonos porque ahora se ubica en otra gama.

Solo queremos recordarte que nada de lo que indicamos acá es seguro, sino pura especulación en cuanto a que el próximo Moto G podría ser gama alta. Los sentimientos de los que alguna vez fueron sus usuarios y los que continúan siéndolos hoy es un factor que puede volverse rentable, aunque solo si Motorola toma los pasos correctos para ponerse a la altura de un mercado que alguna vez dominó.